Los Alazanes de Granma se coronan bicampeones.

Granma se corona por segunda vez. Foto tomada de Granma.

Los Alazanes de Granma en un séptimo juego rompe corazones logran coronarse campeones por segunda vez consecutiva en la gran fiesta beisbolera cubana. Lleno de total alegría toda Cuba vió coronarse campeón a los Alazanes luego del fildeo de Céspedes en el jardín derecho. Un juego ante todo marcado por la combatividad de un contrario digno y de merecedor respeto.

Alaín Sánchez supo guiar a la tropa de Carlos Martí a la corona luego de lanzar ocho inings de forma casi inmaculada, dominando a una artillería que no se quería dar por vencida y que por demás ya tiene la fama de las remontadas en los juegos entre el octavo y noveno ining. Los corazones de toda Granma temblaban, los cardiacos se apartaban de la tele, unos se ponían de espaldas, no querían sufrir un empate que Las Tunas quería forzar. Raidel el cerrador utilizado por Granma aunque con el enredo característico de cualquier final supo controlar y lograr dos magníficos outs – el primero de la entrada y el último – aunque se me antoja decir que el out proporcionado a Yosvany Alarcón también fue obra y gracia de Raidel pues sencillamente cuando vió que ya no podía retornar a 1ra base decidió continuar su fatídica carrera hacia la 2da almohadilla.

Las palmas para un equipo que no se tornaba favorito para muchos de los comentaristas de la televisión cubana y la radio nacional, pero sí para una afición que sabía que su equipo iba y podía soltar el pellejo en busca de un campeonato que no se le antoja soltar y que para futuras ediciones envía un excelente aviso a aquellos que dudan de su grandeza. Rodolfo de la televisión cubana y Pacheco de Rebelde principalmente deben de haber tragado algunos buches amargos, el primero se notaba su total desenfado al narrar siempre que Granma ganaba o iba cuesta arriba y su expresiva alegría al ver como Las Tunas lograba hacer algo. De Pacheco imaginamos el enfado por el juego pues nunca, pero nunca, ha sido un defensor de este equipo que se le antojó coronarse como bicampeón.

Afición de Granma en Las Tunas

La algarabía en toda Granma no se hizo esperar, no quedó nadie en las casas en el momento del out 27. En Manzanillo no se hizo esperar el alboroto y con todo se disfrutó al máximo, congas, desfiles, fiesta, total alegría por toda la ciudad. Desde Jiguaní hasta Pilón fue una sola voz gritando Granma Campeón.

Un aplauso también merece el equipo de Las Tunas que bajo la dirección de Pablo Civil y la entrega en el terreno de sus jugadores en especial de Yosvany Alarcón y Danel Castro supiero dar un maravilloso espectáculo. Una fiesta que ha hecho revivir la pasón por este gran deporte que une multitudes en Cuba. Ha ganado una vez más el bésibol.

Ahora nos queda ir a una Serie del Caribe y tratar de mejorar la actuación de la pasada competencia donde los Alazanes a pesar de no ganar sidieron muestras de mejor combate que sus antecesores. ¿Los refuersos para la cita? Una incógnita con la que nunca se está de acuerdo del todo pero también creo que es necesaria y al mismo tiempo lo hacen todos los equipos. Yosvany Alarcón de Las Tunas ya me atrevo a decir que es nuestra segunda máscara y por supuesto otros refuerzos en el área del pitcheo.

Enlace permanente a este artículo: http://decubanos.cubava.cu/2018/01/29/los-alazanes-de-granma-se-coronan-bicampeones/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.