Petro, Bitcoin… las criptodivisas de las que se habla.

Hoy en día se ha hecho muy popular hablar o al menos conocer mediante la prensa escrita, digital y televisiva – principalmente la multinacional TeleSUR – la salida al mercado de la criptomoneda Petro con respaldo de la riqueza petrolera de la Faja Petrolífera del Orinoco. Además se han referido a que la moneda virtual creada “…en esta etapa no tiene la capacidad de ser minado“, así como también el presidente Nicolás Maduro ordenó “..que las empresas básicas nacionales, encargadas de la gran mayoría de las actividades que generan entradas de divisas, deberán incluir al Petro en sus carteras para comenzar a recibirlos como forma de pago por sus productos.“.

Se ha hecho pública la noticia de que se han recibido más de 170 mil ofertas certificadas, provenientes de tres mil 523 empresas y más de 83 mil personas naturales, en la que están involucrados más de 30 países.

Pero hablando del tema preocupante se hacen preguntas que no deben de faltar: ¿Qué es una criptodivisa? ¿Cuántas criptomonedas  existen? ¿Quién o quiénes la controlan y/o crean? ¿Tienen todas un respaldo objetivo? ¿Se pueden cambiar estas criptomonedas en monedas fiduciarias? ¿A cómo es el cambio de estas monedas? Intentaremos dar una respuesta lo más simple posible a cada una de estas interrogantes.

Criptodivisa

Una criptomoneda o criptodivisa (del inglés cryptocurrency) es un medio digital de intercambio. Al comparar una criptomoneda con el dinero fiduciario la diferencia más notable es la forma en que ningún grupo o particular puede acelerar la producción de dinero y usar éste, ilegal o abusivamente de manera significativa, ya que sólo se genera una cierta cantidad de unidades colectivamente, a una velocidad que está limitada por un valor definido con anterioridad y conocido públicamente.

Romper la seguridad existente en una criptomoneda es matemáticamente posible, pero el costo para lograrlo sería inasumiblemente alto, se necesitaría una potencia computacional mayor que el de todo el entramado (red-emjambre) de todos los “mineros” del sistema, en otras palabras, romper la seguridad de la más usada, el Bitcoin, exigiría una capacidad superior a la de empresas tecnológicas del tamaño de Google.

¿Cuántas criptomonedas existen?

Si bien Bitcoin sigue siendo la criptomoneda más famosa y de mayor volumen de mercado (alrededor del 35%), existen más de 1000 criptomonedas diferentes, comúnmente denominadas monedas alternativas o altcoins. Se cree que cada semana aparece una nueva moneda virtual pero no todas son tan reconocidas, entre las más populares encontramnos el propio Bitcoin, Ethereum, Litecoin, IOTA, Dash, entre otras y de fecha más reciente el ya mencionado Petro venezolano.

¿Quién o quiénes controlan las criptomonedas?

A diferencia de las monedas fiduciarias que son emitidas por bancos o estados las criptomonedas por regla general son hechas por los “mineros” que es el nombre común y más generalizado que reciben los que las crean.

Todos los nodos que forman parte de la red mantienen una lista colectiva de todas las transacciones conocidas, a la que se denomina la cadena de bloques. Los nodos generadores, también llamados mineros, crean los nuevos bloques, añadiendo en cada uno de ellos el hash del último bloque de la cadena más larga de la que tienen conocimiento, así como las nuevas transacciones publicadas en la red. Cuando un minero encuentra un nuevo bloque, lo transmite al resto de los nodos a los que está conectado. En el caso de que resulte un bloque válido, estos nodos lo agregan a la cadena y lo vuelven a retransmitir. Este proceso se repite indefinidamente hasta que el bloque ha alcanzado todos los nodos de la red. Eventualmente, la cadena de bloques contiene el historial de posesión de todas las monedas desde la dirección-creadora a la dirección del actual dueño. Por lo tanto, si un usuario intenta reutilizar monedas que ya usó, la red rechazará la transacción.

La generación de bloques se conoce en inglés como mining y puede traducirse al español como extracción por analogía con la minería del oro. Todos los nodos generadores de la red están compitiendo para ser el primero en encontrar la solución al problema criptográfico de su bloque-candidato actual, mediante un sistema de pruebas de trabajo, resolviendo un problema que requiere varios intentos repetitivos, por fuerza bruta, no determinista, de manera que se evita que mineros con gran nivel de procesamiento dejen fuera a los más pequeños. De esta forma, la frecuencia de localización de cada bloque sigue una distribución de Poisson y la probabilidad de que un minero lo encuentre depende del poder computacional con el que contribuye a la red en relación al poder computacional de todos los nodos combinados, lo que permite que el sistema funcione de manera descentralizada. Los nodos que reciben el nuevo bloque solucionado lo validan antes de aceptarlo, agregándolo a la cadena. La validación de la solución proporcionada por el minero es trivial y se realiza inmediatamente. En el caso del bitcoin la red reajusta la dificultad cada 2016 bloques, es decir, aproximadamente cada 2 semanas, para que un bloque sea generado cada diez minutos. En cambio el Petro no será descentralizada, al menos por ahora, la generación de las criptomonedas, será el estado quién la genere y la administre.

¿Tienen todas un respaldo objetivo?

La gran mayoría de las criptomonedas no posee un respaldo en metálico y/o físico sino que se basan en el respaldo que les da el sistema a la moneda virtual, pasa algo parecido al papel moneda de hoy en muchos países que ya su respaldo no es en oro, aunque se supone que sean respaldados por la prouducción de bienes y servicios que sea capaz de generar el país. Las criptomonedas son más internacionales y por tanto no poseen en su gran mayoría ese respaldo. Venezuela se convertiría en el primer país del mundo en crear una criptomoneda controlada por un gobierno y con respaldo en reservas del país, específicamente 5.000 millones de barriles de petróleo bajo tierra en la Faja Petrolífera del Orinoco. Opción controversial para algunos pues se dice que el precio del Petro es igual al precio en bolívares de un barril de petróleo. Es decir que el Petro fluctuaría al igual que el petróleo venezolano y la moneda.

¿Se pueden cambiar estas criptomonedas en dinero?

Existen muchas formas de hacerlo. La primera, la más común, es usar directamente alguna casa de cambio virtual que realice estas transacciones. Por ejemplo, Circle ofrece este servicio. Circle te permite cambiar tus bitcoins por dólares sin cobrarte comisión alguna. En la web Bit2Me previo registro y por mas de 20€ puedes vender los bitcoins. Además existen cajeros que ya realizan el cambio con descuentos y/o comisiones. El cambio hoy de Bitcoin a USD es de 1 USD = 0.0001 BTC. En el caso de la criptomoneda se señala que cuando alguien quiera cambiar su petro, se pagará el precio del barril pero en bolívares.

Lo cierto a todo es que gobiernos, instituciones y personas buscan las alternativas que les permitan ser más independientes de los grandes bancos internacionales y de gobiernos. La seguridad de las criptomonedas no está en juego pero si el enfrentamiento contra poderosos.

 

Enlace permanente a este artículo: http://decubanos.cubava.cu/2018/03/02/petro-bitcoin-las-criptodivisas-de-las-que-se-habla/

1 comentario

    • m&m en julio 16, 2018 a las 12:20 pm
    • Responder

    una forma simple de mineria de criptomoneda, ganando bitcoin explican en esta pagina
    https://tecn.cubava.cu/2018/06/04/mineria-simple-de-bitcoin-con-cryptotab/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.