Etiqueta: Béisbol

Los Alazanes de Granma se coronan bicampeones.

Granma se corona por segunda vez. Foto tomada de Granma.

Los Alazanes de Granma en un séptimo juego rompe corazones logran coronarse campeones por segunda vez consecutiva en la gran fiesta beisbolera cubana. Lleno de total alegría toda Cuba vió coronarse campeón a los Alazanes luego del fildeo de Céspedes en el jardín derecho. Un juego ante todo marcado por la combatividad de un contrario digno y de merecedor respeto.

Alaín Sánchez supo guiar a la tropa de Carlos Martí a la corona luego de lanzar ocho inings de forma casi inmaculada, dominando a una artillería que no se quería dar por vencida y que por demás ya tiene la fama de las remontadas en los juegos entre el octavo y noveno ining. Los corazones de toda Granma temblaban, los cardiacos se apartaban de la tele, unos se ponían de espaldas, no querían sufrir un empate que Las Tunas quería forzar. Raidel el cerrador utilizado por Granma aunque con el enredo característico de cualquier final supo controlar y lograr dos magníficos outs – el primero de la entrada y el último – aunque se me antoja decir que el out proporcionado a Yosvany Alarcón también fue obra y gracia de Raidel pues sencillamente cuando vió que ya no podía retornar a 1ra base decidió continuar su fatídica carrera hacia la 2da almohadilla.

Las palmas para un equipo que no se tornaba favorito para muchos de los comentaristas de la televisión cubana y la radio nacional, pero sí para una afición que sabía que su equipo iba y podía soltar el pellejo en busca de un campeonato que no se le antoja soltar y que para futuras ediciones envía un excelente aviso a aquellos que dudan de su grandeza. Rodolfo de la televisión cubana y Pacheco de Rebelde principalmente deben de haber tragado algunos buches amargos, el primero se notaba su total desenfado al narrar siempre que Granma ganaba o iba cuesta arriba y su expresiva alegría al ver como Las Tunas lograba hacer algo. De Pacheco imaginamos el enfado por el juego pues nunca, pero nunca, ha sido un defensor de este equipo que se le antojó coronarse como bicampeón.

Afición de Granma en Las Tunas

La algarabía en toda Granma no se hizo esperar, no quedó nadie en las casas en el momento del out 27. En Manzanillo no se hizo esperar el alboroto y con todo se disfrutó al máximo, congas, desfiles, fiesta, total alegría por toda la ciudad. Desde Jiguaní hasta Pilón fue una sola voz gritando Granma Campeón.

Un aplauso también merece el equipo de Las Tunas que bajo la dirección de Pablo Civil y la entrega en el terreno de sus jugadores en especial de Yosvany Alarcón y Danel Castro supiero dar un maravilloso espectáculo. Una fiesta que ha hecho revivir la pasón por este gran deporte que une multitudes en Cuba. Ha ganado una vez más el bésibol.

Ahora nos queda ir a una Serie del Caribe y tratar de mejorar la actuación de la pasada competencia donde los Alazanes a pesar de no ganar sidieron muestras de mejor combate que sus antecesores. ¿Los refuersos para la cita? Una incógnita con la que nunca se está de acuerdo del todo pero también creo que es necesaria y al mismo tiempo lo hacen todos los equipos. Yosvany Alarcón de Las Tunas ya me atrevo a decir que es nuestra segunda máscara y por supuesto otros refuerzos en el área del pitcheo.

Enlace permanente a este artículo: http://decubanos.cubava.cu/2018/01/29/los-alazanes-de-granma-se-coronan-bicampeones/

¿Podrán los Alazanes retener la corona?

¿Se les escapa la corona?

Esta es la pregunta que todos en Granma se hacen, es la pregunta que a su vez se redirige al equipo o a su dirección. A pesar del gran equipo que posee hoy el plantel dirigido por Carlos Martí la corona quiere y se aferra a cambiar de dueño. La esperanza estriba en una remontada que aunque difícil si puede lograrse teniendo en cuenta que en otras ocasiones ha sucedido en la Serie Nacional y que además en la semifinal contra los Cocodrilos de Matanzas los Alazanes supieron ganar cuatro encuentros seguidos.

El despertar de los Alazanes piensan muchos debe de comenzar por el propio director del equipo. No todos comparten – en los que me incluyo – las decisiones del experimentado manager. A pesar de tener un equipo puramente ofensivo y que no está produciendo lo que se espera de el, seguimos aferrados a mantener una alineación que se vea como un caballo en la defensa descuidando de esa manera la parte más importante de un juego de béisbol y es que estos se ganan produciendo carreras y no precisamente defendiendo.

En el juego de ayer ya se precisaban cambios en busca de un levantamiento de la condición ofensiva del equipo pero solo se vió como al principio en el line-up se cambiaba un average de .000 por otro de igual condición. Muchos creemos que la condición defensiva de Cedeño no debe de ser impedimento para estar en la apertura del roster inicial cuando se es visitante, de haber aprovechado esta situación hubiése venido al bate en el mismo primer ining el jonronero y máximo impulsador de la 57 Serie con hombres en bases pues el último out de esa entrada fue precisamente Raúl González. Pudimo aprovechar ese momento y luego si el juego lo ameritaba darle paso a Raú que vale destacar lo bien que juega en la 3ra base.

El otro momento no compartido en el partido y bien discutido es cuando ya perdiendo por 10 a 2 con bases llenas no coloca de emergente a Cedeño por Raico Santos. La condición de 8 carreras de diferencia lo ameritaba, una salida que diera impresión, que descollara en un hit, doble o jonrón hubiése en el 3er ining dado paso al explote del pitcher abridor y el acercamiento a las 10 carreras del adversario.

Ya en el octavo ining perdiendo por margen de 6 carreras decide la dirección sacar como emergente a Cedeño por Yolexis la Rosa desaprovechando en esta otra ocasión que podía sacar de emergente a Abreu y si funcionaba entonces a Cedeño por Raico Santos pues poco aportaba que Cedeño con solo un hombre en base pusiera el marcador 10 a 6, ello no hacía mucha la diferencia.

En el juego de mañana se pudieran pensar en muchos cambios los que dejamos a consideración de ustedes y por supuesto nos gustaría que la dirección del equipo de los Alazanes los tuviera en consideración.

Variante 1

  1. Roel Santos (CF)
  2. Yordan Manduley (SS)
  3. Guillermo Avilés (1B)
  4. Alfredo Despaigne (BD)
  5. Lázaro Cedeño (3B)
  6. Carlos Benítez (2B)
  7. Raúl González (LF)
  8. Yolexis La Rosa (C)
  9. Heidy Soler (RF)

En esta variante se pretende buscar ofensiva y si se tiene la ventaja necesaria pues se podría reforzar la 3ra con Raúl González, retornando a Heidy para el LF y la pradera derecha la pasaría a ocupar Osvaldo Abreu (ha jugado en el field), Raico Santos, Alesquemer o Yoelkis.

Variante 2

  1. Roel Santos (CF)
  2. Yordan Manduley (SS)
  3. Guillermo Avilés (1B)
  4. Alfredo Despaigne (BD)
  5. Carlos Benítez (2B)
  6. Osvaldo Abreu (RF)
  7. Raúl González (3B)
  8. Yolexis La Rosa (C)
  9. Heidy Soler (LF)

En esta segunda variante buscamos total fuerza a la ofensiva y volviendo a la parte defensiva si el juego se coloca a nuestro favor  utilizamos a uno de los defensores de los fields más experimentados y en necesidad de fuerza al bate podemos sacar como emergente a Cedeño por Raúl, el propio Abreu o Heydi Soler.

Variante 3

  1. Roel Santos (CF)
  2. Yordan Manduley (SS)
  3. Guillermo Avilés (1B)
  4. Alfredo Despaigne (LF)
  5. Lázaro Cedeño (BD)
  6. Carlos Benítez (2B)
  7. Raúl González (3B)
  8. Yolexis La Rosa (C)
  9. Heidy Soler (RF) o Osvaldo Abreu (RF)

En esta última variante podría, si comienzo a ganar, buscar la “querida defensa” que ha anhelado Carlos Martí sustituyendo a Alfredo Despaigne.

Pero bueno ya como están las cosas solo queda que Carlos Martí tenga la razón pues lo cierto es que la corona sigue escapándosele de las manos a los Alazanes.

Enlace permanente a este artículo: http://decubanos.cubava.cu/2018/01/23/podran-los-alazanes-retener-la-corona/

El Rancho de Yoenis Céspedes

Hemos querido compartir con ustedes algunas de las fotos aparecidas en Internet sobre el Rancho nombrado “La Potencia” del estelar Yoenis Céspedes.

Yoenis Céspedes en el Rancho

Yoenis Céspedes y su novia

Yoenis Céspedes y su novia

Yoenis y uno de sus caballos

Yoenis en el Rancho

Yoenis y su auto

Yoenis entrenando un caballo

En el Rancho

Yoenis decansando en su Rancho La Potencia

Enlace permanente a este artículo: http://decubanos.cubava.cu/2018/01/15/el-rancho-de-yoenis-cespedes/

Alazanes de Granma de nuevo en la gran final de la 57 Serie Nacional

Alazanes de Granma, campeones de la 56 SNB

Los Alazanes de Granma estarán de nuevo en la gran final por la corona de la Serie Nacional de Béisbol. En un juego marcado por el sabor de la tensión que se merece supieron darlo todo en el terreno en busca de la cuarta vistoria que los colocara en la pelea de final. Un Roel Santos que resultó bujía motora para decirle a la afición que se estaba jugando con la piel en el terreno robandose la 2da y 3ra base después de una base por bolas. Buenos lances de Ulfrido García que a pesar de malos ratos suo adrementar a una ofensiva Matancera que estuvo a decir verdad estuvo por debajo de su desempeño en toda la serie. La salida salvadora del líder jonronero para dar un empate y respiro a miles y miles de fanático – y preocupar a otros, claro está -, la buena seguidilla de Despaigne con hit inatrapable, Benítez y el que se coronó como héroe, el holguinero devenido alazán Geydi Soler.

Geidy Soler anotando una carrera en el 5to juego

Los Cocodrilos de Matanzas siguen siendo un gran equipo, digno rival que aunque sucumbió en solo cinco juegos ninguno fue fácil, se tuvo en ocasiones el marcador avanzado pero siempre con la tensión de que se luecha con un buen rival. Además a favor de ellos vale decir que pierden con el Campeón Nacional y que a su vez vuelve a discutir su corona.

La fiesta de Granma por la victoria se hizo notar como debe de ser, congas, salidas, gritos, fue una jornada que se subió la alegría para todos en una madrugada súper alegre. Salidas en todos los municipios, reportes de muchos cubanos alrededor de Cuba y el mundo dan fe de una alegría compartida. El oriente ya tiene a un representante, solo falta que se decida quién es el rival en un choque que va marcado con dos vitorias por los de occidente. Aunque se antoja un Industriales crecido a estadio lleno puede darse una final inédita entre dos equipos de la zona oriental. El tiempo dirá la palabra en esa semifinal.

Por lo pronto, los Alanzanes esperan, el pueblo celebra, el país a la expectativa y el béisbol gana en una serie que ha hecho revivir a los estadios.

Enlace permanente a este artículo: http://decubanos.cubava.cu/2018/01/12/alazanes-de-granma-de-nuevo-en-la-gran-final-de-la-57-serie-nacional/

El sofoco de los Alazanes y de su manager.

Visiblemente contrariado se vió ayer al manager del equipo de Granma Carlos Martí Santos. A pesar de su acostumbrada paciencia en la dirección del equipo se notó su contrariedad cuando a duras penas el equipo se vió alcanzado en el marcador por unos cocodrilos que no se amedrentaban y aprovechaban los deslices de un cuerpo de lanzadores que “no necesitaba refuerzos”.

No se puede por supuesto dejar pasar por alto lo que muchos consideran malas o mejor dicho inacertadas decisiones de Carlos Martí a la hora de pedir los últimos refuerzos y es que inobjetablemente tenemos que hablar de ello para comprender lo que estaba sucediendo en el juego de la noche de ayer. En el pedido de refuerzos el manager alazán solo vino a solicitar refuerzo de lanzador en la 3ra y última ronda pues según él lo que verdaderamente necesitaba era reforzar aún más la defensa, defensa que fue la mejor del campeonato regular. Y así buscando mejores refuerzos en defensa vimos en la noche de ayer como sentaba a Carlos Benítez (no sabemos aún el por qué) para dar paso a Marcos Fonseca, un joven que no acaba de establecer la amistad que requiere su guante, echando de esa manera casi por tierra la teoría de la defensa antes defendida. ¿Opciones…? Claro que tenía, podía por ejemplo pedir la entrada del que todos aclaman, Lázaro Cedeño y mover al utility Raúl González a segunda, o darle entrada a Osvaldo Abreu y realizar el mismo movimiento con Raúl. Y otro sería darle entrada a Milán y moviendo más sus jugadores de cuadros pedidos como refuerzos, pero bueno al final optó por lo que nadie esperaba.

En cuanto al pitcheo no vimos a un manager o entrenador de bateo acercarse al pitcher de turno para bajo la presión del juego decirle: “tira la la bola al centro, lo más difícil es dar jonrón y si lo dan el juego queda 12 a 8 con bases limpias”. Solo las palmaditas y la corredera se vino a ver cuando ya se escapaba una diferencia que muchos matanceros veían como imposible y otro tanto de Granma sonreía como desquite por el juego anterior. El “descontrol” por decirlo bonito estaba visible, claro está que hay que estar ahí, que nadie sabe la presión más que ellos pero ese es su juego, ese es el que se tiene que defender a corazón y pulmón.

Pero bueno al final el sofoco pasó y bajo presión, frío, hipertensión alta o baja, palidez, odio, amor, rabia y mucho más Granma se impuso por una mínima carrera. La serie viene a Bayamo empatada y ahora con dolores de cabeza a buscar lanzadores efectivos y de largo recorrido.

Por el otro bando no esperé para nada la noticia de que Industriales perdiera pues había dejado el juego muy favorable siete carreras por tres con unos azules entusiasmados y un público que se retiraba casi sin esperanzas. Se reafirma el dicho que la pelota se acaba después del out 27 y que antes no hay escrito nada.

Enlace permanente a este artículo: http://decubanos.cubava.cu/2018/01/06/el-sofoco-de-los-alazanes-y-de-su-manager/

Notirapidas de la MLB

MLB

Noticias de la MLB y posiciones de la temporada 2017.

Enlace permanente a este artículo: http://decubanos.cubava.cu/2018/01/06/notirapidas-de-la-mlb/

Carlos Martí en la mirilla de todos

El manager Carlos Martí Santos del equipo Alazanes de Granma ha sido posiblemente la persona más mentada desde ayer en horas de la noche cuando no estaba en la alineación del equipo el máximo jonronero de la etapa regular.

Afloran ahora los comentarios relacionados con los refuerzos que solicitó el experimentado manager, luego de saberse que una debilidad del equipo era sin lugar a dudas el área de los lanzadores y a sabiendas optó por escoger a dos jugadores de cuadro y un solo lanzador. No todos se refieren de mala gana a Raúl González sino al echo de que se notó ayer mismo en el primer choque del play off como un refuerzo más en el pitcheo hubiése sido notable para el equipo. Aunque esta problemática puede ser discutida por cuanto se busca afianzar una ya buena defensa que tiene el equipo.

Lo que si casi nadie coincide con el manager es la decisión de excluir del line-up a Lázaro Cedeño, principal impulsador de la novena granmense en esta serie y líder de jonrones de toda la serie. Dejar de contar con cuatro turnos al bate que en cualquiera de ellos podría salir un batazo salvador es una acción que todos le reprochan.

En el de por sí esperado programa de Radio Granma de la mañana las palabras del periodista Pedro Vera Portales resuenan en todo Manzanillo, según él nunca en tantos años había visto que un manager no alineara con el máximo jonronero, menciona hasta en tono jocoso de que era una inventiva que bien podía Caros Martí llevar a un Forum de innovación. Aunque lo más triste sigue aflorando pues ya se tienen declaraciones de Martí de que mantendrá dicha alineación y que solo contará con los servicios de Cedeño como emergente si fuese necesario, algo que al parecer de él ayer no necesitó, aunque siempre estuvo perdiendo y contó además con oportunidades claras de necesitar un impulsador.

Solo queda esperar que “su estrategia” nada compartida con la afición Alazán logre la victoria que por los predios de Matanzas se necesita, pues dos derrotas sería fatídico y además serían derrotas del manager, más que del equipo.

Aunque no toda culpa es atribuible al manager se puede decir que a la defensa no se estuvo hermético, afloró la desesperación en muchos jugadores visto ello en los 10 ponches recibidos por un Yera incólume en la lomita. Despaigne como bien dice Yera fue aprovechado quizás por su desesperación de querer producir luego de un año sin ser visto en juegos en tierras nacionales. El primer hit del equipo salió del bate de La Rosa, llegó a la altura del 5to ining, la experiencia, la paciencia y ser quizás el de menos presión dieron en el punto exacto.

Solo ahora a la afición granmense le queda confiar en las decisiones de Carlos Martí y esperar que bates choquen bolas así como que los lances de sus pitcher sean más efectivo de lo que fueron ayer.

Enlace permanente a este artículo: http://decubanos.cubava.cu/2018/01/05/carlos-marti-en-la-mirilla-de-todos/

Carlos Martí y su posible alineación.

Carlos Martí Santos. Manager de los Alazanes de Granma.

Ha resultado polémico el refuerzo escogido por el mentor de los Alazanes de Granma Carlos Martí por cuanto muchos en los que me incluyo pensábamos que se decidiría por dos hombres para reforzar el pitcheo en vez de uno como lo hizo. Las cargas al machete en contra del alazán mayor no se hicieron esperar pero el hecho ya está consumado y solo queda por consiguiente aventurarse en la esperanza de que lo decidido por el mentor y su equipo a la postre puede resultar en total beneficio para la afición de Granma y otros lares.

Dos jugadores de cuadro pensamos que se escojan no para estar sentados en el banco sino para formar parte del roster regular de un equipo por lo que deben de estar presentes en cada juego de este play off. Dar el máximo posible en cada juego – premisa que siempre se quiere -, así como fildear y brindar en la ofensiva el batazo exacto y oportuno. En ninguno de los comentarios que se escucha se habla mal de los seleccionados para el cuadro, se sabe que son muy buenos en el desempeño que les toca. Manduley está más que probado en el short stop y Raúl es un utility muy competente.

El roster que nos atrevemos a aventurar y que creemos que resulta el más factible es:

  1. Roel Santos (CF)
  2. Yordan Manduley (SS)
  3. Guillermo Avilés (1B)
  4. Alfredo Despaigne (LF)
  5. Lázaro Cedeño (BD)
  6. Carlos Benítez (2B)
  7. Raúl González (3B)
  8. Yolexis La Rosa (C)
  9. Raico Santos o Yoelkis Céspedes (RF)

Podría existir una variante moviendo a Yordan Manduley para el 9no puesto y ubicando a Raico Santos en el 2do orden al bate pero nos inclinamos más por la propuesta dada.

En el orden del pitcheo no nos atrevemos a polemizar por cuanto está condicionado al bienestar de los propios lanzadores, las condiciones de los juegos, cantidad de ganados y/o perdidos y otros causales que Carlos Martí debe de conocer y por ende definir muy bien.

Enlace permanente a este artículo: http://decubanos.cubava.cu/2018/01/03/carlos-marti-y-su-posible-alineacion/

Propuesta de estructura para el béisbol cubano

Por: José Carlos Pérez Batista.

Para nadie es un secreto que la estructura competitiva que posee hoy en día el béisbol cubano carece o padece de calidad a pesar de que se ha modificado en busca de la fórmula ideal y difícil de encontrar, por cuanto se podría hacer todavía más para incentivar a jugadores y encantar a los aficionados. Tareas estas nada fáciles si se tiene en cuenta que todo hoy en día necesita gran apoyo financiero y es precisamente con lo que no contamos en demasía, además resulta embarazoso encontrar soluciones que gusten a todos y que al mismo tiempo eleven la calidad de nuestro querido pasatiempo nacional.

Las principales carencias de nuestro béisbol hoy pasan en primer lugar por la desmotivación salarial de jugadores – a pesar de un leve aumento a sus salarios -, abandono por parte de los jugadores de la Federación Cubana de Béisbol (FCB) y sus competencias ya sea por salidas legales o ilegales, falta de mayores incentivos competitivos o premios entiéndase subjetivos y los materiales, estado actual de los estadios, no existe concentración de la calidad beisbolera en la Serie Nacional de Béisbol (SNB), ausencia de recopilaciones estadísticas de tipo saber métricas y su empleo, estandarización de reglas por parte del arbitraje o la Federación, por supuesto falta de financiamiento provocado por nuestra propia situación económica o por las propias leyes que imposibilitan la publicidad como medio de financiamiento, excesivos viajes o demasiado largos por carretera para muchos de los equipos, desigual trato beisbolero a los jugadores según la provincia, entre otras.

Nuestra propuesta de estructura conlleva o pretende promover cambios desde la forma de competencia, pasando por el trato o valoración de los jugadores, propuestas de financiamiento así como premios e incentivos a los jugadores.

Valoración de los jugadores.

Lo primero sería modificar la forma de valorar a los jugadores reconociendo primeramente que no todos poseen la misma condición física, edad, disposición o calidad competitiva.

En nuestra propuesta los jugadores deben de tener o estar en un ranking que denotaría según la letra que valor como jugador poseen, así como salario y juegos o competencias en las que participar. El ranking valorativo de cada jugador estaría en constante movimiento conjuntamente con el desempeño de ellos en la temporada. Las denominaciones serían jugadores: de Serie A, de Serie B y de Serie C.

Para esta valoración nos apoyamos en el ranking o valor que denota una de las estadísticas de tipo saber métricas que más se usa en el mundo beisbolero a nivel mundial, estamos hablando del WAR[1], ganancias por encima de jugadores de reemplazo. Esta herramienta saber métrica resume las contribuciones totales de un jugador para su equipo por encima de aquellos que no forman parte de la liga o competencia ya sea como en el caso de la Major Baseball League (MLB) por ser agentes libres o no estar en ningún equipo. Destacamos que el ranking valorativo no debe solamente de apreciarse por una sola estadística y que nos debemos apoyar también en las estadísticas más comúnmente analizadas y que tienen gran relevancia hoy como lo son average (AVE), carreras impulsadas (CI) y el promedio de carreras limpias (PCL) en el caso de los lanzadores.

Apoyándonos en un artículo publicado en Cubadebate les mostramos un ejemplo de esta estadística en algunos jugadores de la Serie Nacional de Béisbol 2015 – 2016:

JUGADOR EQUIPO WAR
Yadiel Hernández Mtz 2.380
Alexei Bell Mtz 1.974
Yasiel Santoya Mtz 1.905
Jorge L. Barcelán Ijv 1.886
Alfredo Despaigne Grm 1.848
Roel Santos Grm 1.617
Yordan Batista Hol 1.528

Jugadores de Serie A.

Los jugadores pertenecientes a esta serie serían los llamados extra clase, aquellos que por su rendimiento son los insignias del béisbol cubano en la actualidad, ejemplo de ello tenemos a Alfredo Despaigne, Liván Moinelo y Yordanis Samón por solo mencionar tres. Dichos jugadores no estarían obligados a participar en la Serie Nacional de Béisbol, e incluso en La Liga; en cambio sí deberán de representar a Cuba en eventos internacionales cada vez que sean convocados. Como excepción se podría hacerles un llamado en caso de que un equipo lo requiera en la final de La Liga, participando solo si acepta el jugador.

Estos jugadores serían la cantera principal de ingreso monetario para nuestro béisbol y la mejor representación de Cuba en eventos internacionales de gran importancia. Hacemos la salvedad de que no todo evento internacional es de gran importancia por lo que la participación sería sujeta a los de primer nivel.

El salario o ingreso neto por parte de estos atletas estaría comprendido entre la suma de sus contratos menos impuestos más el salario de La Liga en caso de que participen en la misma.

Jugadores de Serie B.

Los jugadores pertenecientes a esta serie son los que conforman La Liga y de cumplir con acuerdos internacionales deben de reservar en sus contratos las fechas de participación en esta competencia nacional.

No debe de considerarse como obligatoriedad la participación en la Serie Nacional de Béisbol para obtener esta condición, pues de cumplir contratos estaría afectada esta participación.

El salario sería comprendido entre la suma de sus contratos menos impuestos más el salario de La Liga.

Jugadores de Serie C.

Los jugadores pertenecientes a esta serie son aquellos jugadores que ya forman parte de la Serie Nacional de Béisbol y su principal cantera lo constituye la serie sub 23, las Series Provinciales u otras competencias inter barriales o de trabajadores.

Todo jugador debe de al menos haber pasado por esta Serie C para aspirar a las Series mayores, no obstante una vez pasado por esta no es condición volver a pasar por ella para subir de nuevo en la escala.

El salario de los jugadores sería el establecido para la Serie Nacional de Béisbol.

En la modificación de la estructura, que es el plato fuerte de este artículo y la esencia del problema, hemos decidido que deben de haber dos competencias, una Serie Nacional con un tipo de competencia parecido al establecido hoy y una liga que bien pudiera llamarse Liga Cubana de Béisbol (LCB), Liga de Béisbol Cubana (LBC) o simplemente Liga Cubana (LC) de mayor calidad en la que se pueda concentrar a los mejores jugadores, en los mejores estadios, con los mejores salarios y con las mejores condiciones y/o premios.

En cualquiera de las dos competencias y a juzgar por lo visto en otras ligas, especialmente las Grandes Ligas de Béisbol (MLB por sus siglas en inglés) y por la necesidad de reducción de financiamiento establecemos que el número máximo de jugadores por equipo debe de ser de 40, dividido en activos con solamente 26 y no activos con 14, los primeros son los que pueden vestir la camiseta del equipo, estar en el dogout en cada partido y por consiguiente jugar en cualquier momento.

Estos jugadores activos podrían ser distribuidos de la siguiente manera o a la necesidad de cada equipo:

  • Lanzadores: 12
    • Lanzadores abridores: 4
    • Lanzadores relevistas: 6
    • Lanzadores cerradores: 2
  • Jugadores de cuadro: 13
    • Receptores: 2
    • Cuadro: 6
    • Jardines: 5
  • Designado: 1

Los restantes 14 jugadores formarían un roster no activo o roster expandido, los que estarían bien definidos y serían la cantera principal del primer roster de 26. A este grupo pasarían también aquellos del primero que se lesionen y su recuperación supere los siete (7) días naturales. Destacar que los cambios entre uno y otro roster serían regulados y quien sea cambiado debe permanecer al menos siete días en el nuevo roster, medida que garantizaría que cuando se juegue de home club no se tenga disponible a los 40 solamente para ese tope. El roster expandido no viajaría ni incluso puede jugar en casa con el equipo pero si se mantendrían entrenando o jugando a la espera de ser llamados al roster oficial o activo.

Los 14 jugadores del roster no activos a su vez podrían ser reemplazados también por otra cantera inferior. En ninguno de los casos pudiera ser que alguien forme parte del roster de los activos sin antes haber estado en el roster inicial de 40.

Con esta primera organización lograríamos una reducción extraordinaria en gastos de alojamiento, transporte e insumos, así como fomentaríamos la aplicación de estrategias necesarias en el béisbol moderno en aras de fomentar como estímulo la integración de los rosters de los equipos.

Serie Nacional de Béisbol.

En esta serie seguirían participando todas las provincias del país más el municipio especial Isla de la Juventud con un equipo cada uno. Los nombres de los equipos podrían seguir siendo los nombres de las provincias ganando representatividad. La movilidad de los jugadores sería regulada por una comisión al respecto que analizaría carencias y/o deficiencias de los territorios.

La cantera principal de jugadores estaría conformada por los que han adquirido la Serie C y otros de las series provinciales, competencias inter barrios o entre trabajadores que logren por sus resultados pasar a formar parte de la competencia y por consiguiente de la mencionada Serie.

Para la competencia se harían cuatro grupos en busca de menor desplazamiento entre los participantes, distribuyéndose desde occidente hasta el oriente del país de la siguiente forma:

Occidente Centro Norte Centro Sur Oriente
Pinar del Rio Mayabeque Sancti Spíritus Granma
Artemisa Matanzas Ciego de Ávila Holguín
La Habana Villa Clara Camagüey Santiago de Cuba
Isla de la Juventud Cienfuegos Las Tunas Guantánamo

Este calendario de competencia se haría a diez juegos con cada uno de los miembros del grupo para un total en clasificatoria de 30 juegos por equipo. Totalizando 60 juegos por grupo y por consiguiente 240 juegos la clasificatoria completa de la Serie Nacional de Béisbol.

A la discusión del título pasarían los ganadores de cada grupo en la clasificatoria, ubicándose de primero el de mayor average entre ganados y perdidos y de último el de menos average. Esta competencia sería el primero contra el cuarto y el segundo contra el tercero en una serie de siete a ganar cuatro y los dos ganadores discutirían la final en otra serie de siete a ganar cuatro.

Liga Cubana de Béisbol (LCB), Liga de Béisbol Cubana (LBC) o Liga Cubana (LC).

En esta Liga que daría comienzo después de haber culminado la Serie Nacional de Béisbol y terminaría antes de comenzar la Serie del Caribe tendría una participación de seis equipos con jugadores de Serie B y los de Serie A que deseen incorporarse.

Los nombres de los equipos estarían dados por decisión de la provincia, así por ejemplo en caso de que la provincia de Cienfuegos fuese sede de un equipo de La Liga este podría llamarse “Los Elefantes” o si es la provincia de Granma sede pues el equipo se llamaría “Alazanes de Granma”. Lograríamos belleza, aumentaría considerablemente el fanatismo defendiendo una camiseta con un logo representativo que a la postre contribuye a minimizar el hecho de que puedan haber jugadores de otra provincia en esos equipos y por qué no, quizás en un futuro hasta jugadores foráneos (algo todavía con mayor análisis y que por ahora no es motivo en esta propuesta).

Los cuatro primeros equipos posicionados en La Liga anterior automáticamente clasifican para la siguiente temporada de Liga. Las otras dos plazas la ocuparían las provincias que discutieron la final de la Serie Nacional de Béisbol, en caso de ya estar clasificadas se buscarían las dos mejores posicionadas de la serie que no estén en La Liga.

Para una primera competencia podrían tomarse como sedes de equipos a las provincias ganadoras de cada uno de los grupos más las dos provincias mejor ubicadas.

La conformación de los jugadores de los equipos no estaría condicionada a pertenecer a la provincia, precisamente por ello se da a conocer el equipo con un nombre que no necesariamente sea el de la provincia.

Si le damos un ranking valorativo a cada jugador como se plantea se le podría otorgar a cada equipo de La Liga una suma o valor por lo que tendrían que escoger jugadores sin pasarse de esa suma, llamémosle puntos, logrando de esta manera que la correlación de fuerzas y calidad de jugadores quede distribuida. Así garantizaríamos que si un equipo logra coger seis jugadores de alto valor, le quedan menos puntos para los demás jugadores y por consiguiente deberá escoger jugadores de menor calidad para completar su nómina.

Esta distribución de jugadores se podría hacer como tipo licitación u ofrecimiento de puntos del total de cada equipo en un programa televisivo que de seguro ganaría adeptos y rompería la monotonía existente en el formato actual. Cualquier director o encargado por así decirlo puede optar por el primer jugador en disputa a sabiendas de que por ejemplo si usted ofrece mucho por Alfredo Despaigne, Frederich Cepeda o Liván Moinelo, por poner un ejemplo, sabe que le quedan menos puntos para escoger a otros. Garantizaríamos que cada equipo tome estrategias en cuanto a qué o cuáles condiciones desea en su equipo, estabilizaríamos una paridad y calidad en cada equipo y ya estaríamos logrando un festival beisbolero. Claro que en primeras decisiones o temporadas sería necesaria la asistencia a los directores de asesores en sabermetría y posiblemente hasta matemáticos. Este llamémosle show prácticamente estaría comenzando mucho antes de efectuarse por encuestas, entrevistas, posibilidades e incluso hasta establecimientos de concursos.

Para mantener adeptos y fans reacios al cambio en las primeras ediciones se podría especificar un determinado número de jugadores a escoger. La opción de que sean estos equipos (los cuatro líderes de cada zona) los primeros en crear sus team de La Liga solo responde al hecho de que ahora no existe ninguno y por tanto creemos que sería un buen comienzo ganado por quién en esa etapa inicial de competencia rindió más. Por lo que se podría ya estudiar en una segunda etapa la creación de clubes beisboleros (financieramente al estilo de los clubs de futbol actuales, explicaremos más adelante los detalles) que con un buen nombre y representación serían los establecidos formalmente en la liga.

Clubes de Liga.

Como ya hemos mencionado antes, se tiene la problemática del financiamiento de los jugadores, la calidad de los estadios y como elemento principal el propio deporte. No debemos olvidar que la crisis fundamental de este deporte radica en que disminuye no solo la calidad competitiva sino que disminuye la aceptación popular y por ende la asistencia a los estadios por lo que conviene buscar alternativas que hagan partícipe al pueblo de los equipos que deseen; que el pueblo, el aficionado se vea como un ente más de su equipo preferido y no como un simple espectador. Acercando más al fanático a su equipo preferido es como lograremos elevar el amor por nuestro deporte nacional, por lo que con la propuesta de creación de los clubes de béisbol esperaremos lograr el objetivo.

Básicamente sería fomentar, publicitar y llevar a cabo la idea de clubes para cada uno de los equipos que se formen para la liga. La membrecía de estos clubes sería por propia espontaneidad de sus miembros o fans, así como es tipo de recaudación que siempre debe de basarse en el hecho de ayudar a potenciar el propio club, mejorar el estadio sede así como también el tributo a la propia federación de béisbol en busca de que los dividendos también podrían distribuirse a las provincias y/o clubes menos sólidos.

Por ahora esta es nuestra propuesta inicial y esperamos que pueda gustar y tener adeptos, asó como de ser necesario enriquecerse más en busca de la mejor fórmula para seguir consolidando, floreciendo, incentivando y promoviendo nuestro gran pasatiempo nacional.

[1] WAR: El WAR (Win Above Replacement) es una estadística que conglomera los distintos aspectos del juego a los fines de medir la contribución de un jugador a su equipo en términos de victorias por encima de un jugador reemplazo.

Enlace permanente a este artículo: http://decubanos.cubava.cu/2017/12/28/propuesta-de-estructura-para-el-beisbol-cubano/