Tag: contribuciones

Impuestos parte I: ¿Qué es el impuesto?

El impuesto es una clase de tributo (obligaciones generalmente pecuniarias en favor del acreedor tributario) regido por derecho público. Se caracteriza por no requerir una contraprestación directa o determinada por parte de la administración hacendaria (acreedor tributario).

Los impuestos en la mayoría de legislaciones surgen exclusivamente por la “potestad tributaria del Estado”, principalmente con el objetivo de financiar sus gastos. Su principio rector, denominado “Capacidad Contributiva”, sugiere que quienes más tienen deben aportar en mayor medida al financiamiento estatal, para consagrar el principio constitucional de equidad y el principio social de la libertad.

Los impuestos son cargas obligatorias que las personas y empresas tienen que pagar para financiar al estado. En pocas palabras: sin los impuestos el estado no podría funcionar, ya que no dispondría de fondos para financiar la construcción de infraestructuras (carreteras, puertos, aeropuertos, eléctricas), prestar los servicios públicos de sanidad, educación, defensa, sistemas de protección social (desempleo, prestaciones por invalidez o accidentes laborales), etc.

En ocasiones, en la base del establecimiento del impuesto se encuentran otras causas, como disuadir la compra de determinado producto (por ejemplo, tabaco) o fomentar o desalentar determinadas actividades económicas. De esta manera, se puede definir la figura tributaria como una exacción pecuniaria forzosa para los que están en el hecho imponible. La reglamentación de los impuestos se denomina sistema fiscal o fiscalidad.

Elementos del impuesto

  • Hecho imponible: Aquella circunstancia cuya realización, de acuerdo con la ley, origina la obligación tributaria. Son hechos imponibles comunes la obtención de una renta, la venta de bienes y la prestación de servicios, la propiedad de bienes y la titularidad de derechos económicos, la adquisición de bienes y derechos por herencia o donación.
  • Sujeto pasivo: el que debe, es la persona natural o jurídica que está obligada por ley al cumplimiento de las prestaciones tributarias. Se distingue entre contribuyente, al que la ley impone la carga tributaria, y responsable legal o sustituto del contribuyente que está obligado al cumplimiento material o formal de la obligación.
  • Sujeto activo: es la entidad administrativa beneficiada directamente por el recaudo del impuesto, quien hace figurar en su presupuesto los ingresos por el respectivo tributo. En el caso colombiano, por ejemplo, los sujetos activos son administraciones de carácter territorial de orden nacional, departamental, municipal o distrital, a los que la creación del tributo define en un caso u otro como destinatarios.
  • Base imponible: es la cuantificación y valoración del hecho imponible y determina la obligación tributaria. Se trata de una cantidad de dinero, pero puede también tratarse de otros signos, como el número de personas que viven en una vivienda, litros de gasolina, litros de alcohol o número de cigarros.
  • Tipo de gravamen: es la proporción que se aplica sobre la base imponible con objeto de calcular el gravamen. Dicha proporción puede ser fija o variable.
  • Cuota tributaria: Aquella cantidad que representa el gravamen y puede ser una cantidad fija o el resultado de multiplicar el tipo impositivo por la base imponible.
  • Deuda tributaria: es el resultado final luego de reducir la cuota con posibles deducciones y de incrementarse con posibles recargos, que debe ser emposada (pagada) al sujeto activo según las normas y procedimientos establecidos para tal efecto.

Los impuestos en Cuba los rige hasta el momento la Ley No. 113 emitida por la Asamblea Nacional del Poder Popular en la Gaceta Oficial No. 053 del 21 de noviembre de 2012. Al mismo tiempo se aclara que los impuestos a regir en el país y sus tipos impositivos se irán implementando de forma paulatina según vayan dictando las Leyes del Presupuesto de cada año fiscal, por lo que no necesariamente todos los impuestos, tasas y contribuciones establecidos en la Ley 113 ya se encuentran vigentes.

Tipos de impuestos en Cuba regidos por la Ley 113:

  • Impuesto sobre ingresos personales,
  • Impuesto sobre utilidades,
  • Impuesto sobre las ventas,
  • Impuesto especial a productos y servicios,
  • Impuesto sobre los servicios,
  • Impuesto sobre la propiedad de viviendas y solares yermos,
  • Impuesto sobre la propiedad o posesión de tierras agrícolas,
  • Impuesto por la ociosidad de tierras agrícolas y forestales,
  • Impuesto sobre el transporte terrestre,
  • Impuesto sobre la propiedad o posesión de embarcaciones,
  • Impuesto sobre la transmisión de bienes y herencias,
  • Impuesto sobre documentos,
  • Impuesto por la utilización de la fuerza de trabajo,
  • Impuesto por el uso o explotación de las playas,
  • Impuesto por el vertimiento aprobado de residuales en cuencas hidrográficas,
  • Impuesto por el uso y explotación de bahías,
  • Impuesto por la utilización y explotación de los recursos forestales y la fauna silvestre,
  • Impuesto por el derecho de uso de las aguas terrestres y
  • Impuesto aduanero.

Tipos de Contribuciones establecidas en la Ley 113:

  • Contribución a la seguridad social,
  • Contribución especial a la seguridad social y
  • Contribución territorial para el desarrollo local.

Tipos de tasas establecidas en la Ley 113:

  • Tasa por peaje,
  • Tasa por servicios de aeropuertos a pasajeros y
  • Tasa por la radicación de anuncios y propaganda comercial.

Existen en nuestra ley tributaria disposiciones especiales que rigen para algunas actividades como la agricultura y el trabajo por cuenta propia.

Enlace permanente a este artículo: http://decubanos.cubava.cu/2018/01/08/impuestos-parte-i-que-es-el-impuesto/